Rehabilitación eficiente de edificios.

La rehabilitación energética de un edificio, es un conjunto de medidas o reformas encaminadas a mejorar el comportamiento térmico y la eficiencia energética del edificio, actuando sobre los cerramientos ( medidas pasivas) y/o sobre las instalaciones (medidas activas).

Mejorando la eficiencia energética del edificio se consigue mayor confort y ahorro en los consumos de energía.

Intervenir en el edificio mejorando el nivel de aislamiento térmico y optimizando los sistemas de calefacción y climatización, supone mejorar notablemente el confort en el interior de la vivienda, además de ahorrar en los consumos de energía, con lo que las inversiones realizadas se pueden amortizar en poco tiempo. Complementariamente se pueden racionalizar otros consumos como el de agua caliente sanitaria, el de energía eléctrica para iluminación y otros equipos comunitarios.

Las administraciones públicas disponen de diferentes programas de ayudas y subvenciones, tanto para comunidades como para particulares.

Servicios que ofrece 'UBEE'

Servicio personalizado, desde intervenciones puntuales a la rehabilitación integral del edificio, con soluciones constructivas adaptadas al estado del edificio y a la disponibilidad económica de los propietarios.

Garantías

Patologías de los edificios existentes.

Los edificios existentes, en general, presentan diversas patologías que suelen ser comunes a todos, debido al envejecimiento de los materiales y a las técnicas constructivas que se han utilizado en función del marco legal anterior al Código Técnico de la Edificación (CTE).

Las patologías más generalizadas son:

La actuación sobre estas aspectos del edificio se pueden acometer, con relativa facilidad, al realizar obras sobre la cubierta y fachadas del edificio, obras que por otra parte se realizan en todos los edificios de viviendas a lo largo de su vida útil.

Un diagnóstico del edificio, realizado por profesionales, previo a la contratación de obras de reforma en las fachadas o en la cubierta, ayudarán a corregir una buena parte de estas patologías y mejorar ostensiblemente la eficiencia energética del edificio.

La inmensa mayoría de los edificios necesitan ser rehabilitados para afrontar obligaciones legales ya existentes (europeas, estatales, autonómicas y locales), relativas a: seguridad, habitabilidad, accesibilidad, eficiencia energética, y protección de sus valores culturales.

Ahorro energético

Una rehabilitación bien planteada puede suponer un ahorro importante en el consumo energético de cada vivienda, con lo que se amortiza una parte de la inversión realizada, además de contar con ayudas de diversos organismos públicos (Ayuntamientos, Gobierno Vasco, EVE, etc)

Las medidas de mejora más comunes y sencillas son:

Cuantificación del ahorro

Introduciendo las medidas adecuadas en la rehabilitación de los edificios se pueden conseguir ahorros constatables en los consumos energéticos del edificio (electricidad, gas o gasoil).

Otros aspectos a tener en cuenta.

Descargar PDF